Liderando a la trascendencia ante el COVID-19 | BalamBe
  • facebook
  • facebook
Desorientación, pérdida de control e incomodidad, son algunas de las emociones experimentadas por los líderes durante el inicio de una crisis. Durante una situación de la magnitud del COVID 19 todos somos novatos, incluyendo a los líderes más experimentados, sin duda es cuando más necesitarán apoyarse en sus equipos de trabajo para lograr trascender y no sólo sobrevivir.

Las crisis se caracterizan por ser una consecuencia de eventos inesperados, de enorme escala que suceden a una velocidad abrumadora, que generan un ambiente de alta incertidumbre, retando a las organizaciones en temas de seguridad del personal cash flow, cadena de producción, etc." data-share-imageurl="http://balambe.com/sites/default/files/axel%20reflexion_0.jpg">

Liderando a la trascendencia ante el COVID-19

Desorientación, pérdida de control e incomodidad, son algunas de las emociones experimentadas por los líderes durante el inicio de una crisis. Durante una situación de la magnitud del COVID 19 todos somos novatos, incluyendo a los líderes más experimentados, sin duda es cuando más necesitarán apoyarse en sus equipos de trabajo para lograr trascender y no sólo sobrevivir.

Las crisis se caracterizan por ser una consecuencia de eventos inesperados, de enorme escala que suceden a una velocidad abrumadora, que generan un ambiente de alta incertidumbre, retando a las organizaciones en temas de seguridad del personal cash flow, cadena de producción, etc.

El estado mental y emocional de los líderes serán factores decisivos para lograr que la organización trascienda exitosamente una situación de crisis, exigiendo de los directores más que su experiencia en el pasado, carácter para tomar decisiones e innovarse cara al futuro. Entre los comportamientos necesarios para trascender situaciones de alta incertidumbre y volatilidad, tenemos:

Humildad. Reconocer que no tener todo el control ni experiencia sobre las crisis de grandes magnitudes, aceptar que no es tiempo para hacerse el héroe y querer dar respuesta a todo lo que se debe enfrentar le hará voltear a ver a su equipo y depender de ellos más de lo que está acostumbrado.

La gente primero. En situaciones de crisis, “humanizarse” es básico, procurar la seguridad física y emocional de los colaboradores ayudará a obtener el compromiso necesario de los equipos. Demostrar sincera empatía por las necesidades de los otros y tener la humildad de aceptarla de parte de los demás. John Maxwell afirma “cuando escoges ser líder, decides poner a tu equipo antes que a ti mismo.”

Abrazar el cambio. La crisis no debe dejarte igual que al principio, son una forzada oportunidad de cambio, requiere tu habilidad de adaptación. Si no puedes cambiar la dirección del viento, ajusta tus velas para llegar a tu destino y crecer en el proceso.

Cuidar el diálogo interno.  La crisis revelará lo que hay dentro de ti, es oportunidad de sacar lo mejor, donde pongas tu pensamiento pondrás tu energía.

Evaluación de valores. Este es un muy buen momento para que con tu equipo reflexionar sobre los valores que estarán liderando las decisiones. Por ejemplo, la gente primero, contacto con el cliente, sostenibilidad del negocio, impacto a la sociedad, innovación, etc.

Toma decisiva de acciones. Se requiere de acciones rápidas y firmes. Los ambientes de incertidumbre y cambios repentinos no permiten tener toda la información necesaria para tomar decisiones, hay que actuar con la que se tenga a mano y aceptar la posibilidad de que toda acción está sujeta a cambio.

Mantener la comunicación abierta. Si el distanciamiento físico es necesario, no te apartes socialmente, especialmente si parte de tu equipo está haciendo home office, lidera, no desaparezcas. Genera una cultura de comunicación ágil y más horizontal.

PROTOCOLO DURANTE UNA CRISIS

Hemos visto comportamientos que creemos deberían de prevalecer a lo largo de una crisis, te presentamos un checklist de las acciones a tomar durante estas eventualidades:

Identificar la situación: juntar toda la información posible para evaluar la situación en la que se encuentra la organización, para ello es importante organizar equipos situacionales que provean de la siguiente información:

  • Retos a afrontar en temas de salud e higiene, proveedores, cash flow, etc.

  • Intereses y valores que prevalecen en los stakeholders de la organización (colaboradores, accionistas, clientes, proveedores, gobierno, etc.)

  • Evaluar los riesgos, bajo las premisas de que podemos perder, como debemos confrontarlos y que podemos ganar de todo esto.

Contención y reacción:  a estas alturas del COVID 19, nos imaginamos que ya has entrado a esta etapa y has tomado acciones de corto plazo para garantizar los intereses de los stakeholders. Habrás establecido y delegado autoridad a los equipos organizados para los distintos retos. Así como definir procesos para garantizar los suministros, la toma de decisiones, un sistema activo de comunicación o en algunos casos el cierre temporal de operaciones que aseguren la sobrevivencia de la organización a mediano y largo plazo.

En esta etapa es importante demostrar confianza y expertisse, no precisamente en resolver el reto, porque todos somos novatos en el mismo, sino en la forma de afrontarlo.

Resolver y recuperar: con ayuda de los equipos de reacción que hallas establecido previamente y las decisiones tomada para mantener la estabilidad del negocio por medio de monitorear los resultados de las acciones tomadas en la etapa anterior, es el paso natural a seguir.  El líder debe apoyarse en sus equipos para mantener la vista no solo en la emergencia sino en el horizonte que les espera, mientras los equipos resuelven los retos del día a día. Es momento para establecer alianzas y sistemas cooperativos con otras entidades.

El Nuevo Normal, la luz al final del túnel: las siguientes semanas o meses determinarán el futuro de la organización y quizás de la industria ala que perteneces. El tener un equipo de avanzada que visualice el “Nuevo Normal” y cómo afectará la empresa, apoyará la toma de decisiones de hoy, para crear la trascendencia de la organización a largo plazo. Este “equipo de avanzada”, trabajará sobre los posibles escenarios, generará estrategias para cada uno, de acuerdo a las fortalezas y debilidades de la organización, según los eventos se desenvuelvan. La idea es trascender, no sólo sobrevivir.

CONSTRUYENDO UNA RED DE EQUIPOS

En tiempos de alta incertidumbre y volatilidad los lideres enfrentan problemas no familiares y poco entendidos. Un propietario o un pequeño grupo de ejecutivos de alto nivel no pueden juntar toda la información y tomar decisiones rápida y efectivamente.

Ahora es cuando hay que recurrir a la sabiduría colectiva de los equipos y organizarlos para dar agilidad en la toma de decisiones y acciones. Estos equipos deberían como mínimo reunir los intereses de los stakeholders, conocer o saber dónde obtener la información relevante para la situación, así como tener el expertisse de lo que tu organización hace y su ecosistema.

Se debe fomentar una relación entre los equipos y los líderes que incluya elementos como claridad de la misión y valores sobre los cuales tomar decisiones. Autoridad y libertad para decidir. Empoderados a la participación activa en la sugerencia de estrategias por medio de que se sientan confiados de no ser juzgados negativamente por aportar ideas fuera de lo convencional (seguridad psicológica). Si quieres resultados distintos, debes tener ideas distintas.

Mantenerte constantemente conectado con los destinos equipos y que exista una comunicación más horizontal dará agilidad para responder ante la volatilidad de las crisis, los líderes deben evitar la tentación de estar involucrados en todo, ya que serían la fuente para un cuello de botella en un ambiente donde se necesitan acciones rápidas, con el entendido que ante la incertidumbre queda mucho espacio para errar, corregir y lecciones que aprender.

COMUNICANDO EFECTIVAMENTE

 “La transparencia es el trabajo número 1 de los líderes durante una crisis”.  Amy Edmonson (HBR, marzo 2020).

Reconocer a quien va dirigida la información (stakeholders) y los valores que les guían es de vital importancia, así como encontrar el medio más apropiado para cada uno de estos y confirmar como recibieron el mensaje enviado (retroalimentación). Comunicarse con la mayor honestidad y frecuentes actualizaciones y crear una fuente autorizada de comunicación, son básicas para mantener la unión del equipo. 

Los mensajes del líder deben de contener honestidad en los datos compartidos, directa al punto y cerrar con un espíritu de empatía y esperanza a la solución de los eventos que se están viviendo.

ASPIRAR A TRASCENDER

No desperdicies una crisis”, el COVID-19 nos recuerda la interconectividad existente entre los seres humanos y las organizaciones, la dependencia que tenemos unos de otros a todo nivel. Esta es una oportunidad de repensarnos, evaluar nuestros valores y aspirar una vida mejor para todos.

Los líderes deben estimular la reflexión sobre como la organización puede aportar hacer diferencia y ser parte de la solución. ¿Cuáles son las acciones que tomarás para mejor servir a la sociedad y no solamente sobrevivir la crisis, sino ser parte de la trascendencia de la raza humana?

 

Add new comment

Subscribete para recibir tips y noticias

Más Posts

  • 10 de Agosto 2017

    Sabiendo la importancia que representa la efectividad de los equipos en la organización, el gigante tecnológico Google inicia en el año 2012, lo que ellos denominaron el Proyecto Aristóteles, lo que les ayudó a determinar las 5 características bases que definen a los equipos más efectivos. Aquí...

Todos los derechos reservados BalamBe.com | 2020 | Powered By SW